El cumpleaños cuentero de Pep Bruno

Escrito por: María Teresa Agudelo
Docente Escuela de Cuentería y Oralidad

Es viernes 22 de febrero de 2019. Ha llegado el gran día: la fiesta de celebración de los 25 años de Pep Bruno como cuentero profesional. Desde muy temprano empiezan a llegar los invitados a la casa del homenajeado, en el Municipio de Cabanillas del Campo (Guadalajara, España). Mientras Pep concede una entrevista en vivo para La Radio Nacional Española (RNE), su esposa Mariaje los recibe cariñosamente. Son amigos y amigas cuentacuentos que llegan de diversos rincones de España, también los miembros de su familia que estaban lejos: su hijo mayor con su novia, y su padre, un señor encantador que está doblemente feliz: feliz por la felicidad de su hijo y feliz porque está estrenando ojos. Su hermano llegará más tarde al teatro-auditorio, al igual que los vecinos de Cabanillas que no quieren perderse el suceso, el alcalde, los concejales, y los colegas de otros lugares que también quieren unirse a la fiesta. Y llego yo que, aunque no había sido invitada, soy recibida y acogida con el mismo cariño que los amigos de siempre, como una invitada más… pero me salgo un momento para seguir contando.

Pep llega de la entrevista y abraza a quienes todavía no ha abrazado y re-abraza a otros, especialmente a su esposa Mariaje quien ha sido su compañera de aventuras en esos 25 años de historias. Pep se ve feliz y un poco ansioso: es hora de ir hacia el teatro, en la Casa de la Cultura del Municipio, con un aforo de 300 sillas. Desde hace varios días las entradas están agotadas, y es que no es poca cosa ver reunidos a ese ramillete de grandes narradores y tener el placer de escucharlos en una función tan única y emotiva.

El primero en sorprender es el alcalde de Cabanillas, el señor José García Salinas: su discurso no está hecho de palabras frías protocolarias, su discurso habla de aquel día de su niñez cuando escuchó en su escuela a Pep Bruno contar historias que aún lo habitan. Eso explica por qué está ahí en la celebración, por qué están también los concejales, por qué es importante para el ayuntamiento y para la biblioteca de Cabanillas el trabajo de los narradores orales, por qué hizo de la celebración de Pep una celebración de todo el pueblo, por qué quiso entregarle -junto a los concejales- una placa de reconocimiento a ese hombre que según él “es una de esas personas que hacen de Cabanillas un lugar mejor”, y por qué ríe y aplaude –y también los concejales- cuando Pep cuenta un cuento con marcados tintes políticos.

También un grupo de narradoras aficionadas de Cabanillas homenajea al cumpleañero, pero ahora el protagonismo no lo tiene el discurso sino el regalo que le entregan. Con la complicidad de Mariaje, le han hecho un álbum personalizado y lleno de detalles con las historias de esos 25 años de cuento contado. En el auditorio parece algo sencillo, pero cuando lo veo de cerca comprendo el inmenso valor que tiene: le han regalado amor, tiempo, belleza, agradecimiento.

Antes de los cuentos se proyectan algunas fotos de esos momentos de cuento que Pep ha compartido durante 25 años con esos amigos y amigas colegas que hoy lo acompañan. Algunos no pudieron venir, pero están presentes en las fotos y en el corazón del cumpleañero.

Entonces llega el momento más esperado: el de los cuentos. Se cuentan cuentos para todos los gustos: de animales, en verso, cantados, bailados, tradicionales, literarios, con humor, con poesía, en dúo. Y de pronto Pepe Maestro, cuentero de Cádiz, nos regala uno de los momentos más graciosos de la noche: ya que el diario “20 Minutos” había anunciado que en la celebración se reunirían “los mejores cuenteros de España”, y sabiendo que esto seguramente produciría malestar en algunos, el cuentero gaditano creó una divertida versión de la bella durmiente con Pep como protagonista. Todo va muy bien hasta que llega a la fiesta una cuentera que no ha sido invitada (y que no soy yo) y maldice al cumpleañero (todos somos un poco cómplices porque le ayudamos a lanzar la maldición): cuando esté contando cuentos se quedará desnudo. Afortunadamente otros personajes de la historia le ayudan a atenuar un poco la maldición: quedará desnudo solo durante diez minutos y además puede decidir en qué momento ¿Será por eso que hay tanto silencio y expectativa durante la intervención de Pep? ¿Será por eso que el alcalde y los concejales ríen y aplauden a pesar de la sátira política?

Las dos horas se van volando. Después de las historias llega el momento de las fotos, y hablando de fotos no puedo dejar de mencionar aquellas tan bonitas que ha tomado Miguel, el hijo menor de Pep. Y solo quedan faltando los abrazos y felicitaciones. Los demás para la casa, y los invitados (de los que ahora hago parte) seguimos la fiesta con cena y baile. De esto no voy a contar mucho para no despertar envidias peligrosas, solo diré que comimos de maravilla y que la pasamos de lujo.

No faltará el chismoso que quiera saber quiénes fueron los invitados especiales, así que se los contaré como colofón: Alberto Sebastián, Ana Griott, Bego Perera Cruz, Carles Gª Domingo, Charo Pita, Estrella Escriña, Estrella Ortiz, Félix Albo, Inés Bengoa, Carmen y Manuel (de Légolas Colectivo Escénico), Mon Mas, Pablo Albo y Pepe Maestro. Y cómo no mencionar al presentador Juan Solo, un conocido locutor cabanillero que estuvo a la altura de las circunstancias.

Y aquí se acabó el cuento, como lo viví te lo cuento.

Recent Posts

Déjanos un comentario

Contáctenos

Estamos renovando nuestro sitio, pero puedes contactarnos ahora mediante un mensaje.

cambiar el captcha

Start typing and press Enter to search